La esterilización y sus ventajas

Existen muchos falsos mitos sobre la esterilización de perros y gatos como que “pierden vitalidad, enferman y se vuelven apáticos”, “las hembras deben de tener al menos un parto”, “pierden su instinto” o “engordan después de la operación”. ¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿Cambia su temperamento, vitalidad, cariño, inteligencia, ganas de jugar….? La repuesta es NO.

La esterilización evitas muchas conductas en los animales que resultan molestas para sus dueños. Los hace más sociables y menos problemáticos. Además, es un bien para la sociedad al evitar el aumento de camadas no deseadas. No debemos olvidar que también somos responsables de los cachorros de nuestra mascota, de los abandonos que se puedan producir y, por lo tanto, de su sufrimiento. Muchos de los albergues, protectoras y perreras están repletos de animales que, en su mayoría, han sido producto de dueños irresponsables. Mediante la esterilización de nuestras mascotas, actuamos como dueños responsables, mejoramos su salud, la convivencia en el hogar y evitamos el abandono de miles de animales y sus consecuencias directas (maltrato, hambre, accidentes, muerte…) e indirectas hacia el hombre (zoonosis).

Hay que ser conscientes de que, como responsables de nuestras mascotas, debemos proporcionarles una vida sana, y su esterilización es absolutamente indispensable para su salud.

Operación

El procedimiento de la esterilización se realiza mediante una intervención quirúrgica llevada a cabo por un médico veterinario, bajo anestesia general y normalmente sin complicaciones postoperatorias. El tiempo de recuperación es de aproximadamente 10 días y no es necesario esperar a que las hembras tengan su primera camada o su primer celo. Pueden ser operadas a partir de los seis meses. En cualquier caso, el veterinario siempre ofrecerá asesoramiento y tendrá en cuenta las condiciones del animal. Confiad en su consejo profesional.

Ventajas de la esterilización en hembras

  1. Eliminación del celo. Dejan de manchar y de atraer a los machos, desaparece la ansiedad del animal y los maullidos y quejidos de las gatas.
  2. Se elimina por completo la posibilidad de apareamientos con el resultado de cachorros indeseados.
  3. Se evitan embarazos psicológicos que se presentan en algunas hembras después del celo.
  4. Evita las infecciones uterinas (piómetras) y los quistes ováricos, además de reducir la incidencia de tumores de mama.

Ventajas de la esterilización en machos

  1. Elimina el deseo sexual. Deja de montar a otros animales o personas, no se muestra ansioso y frustrado al detectar a una hembra en celo.
  2. En muchos casos se evitan huídas, y atropellos o accidentes derivados de las ganas de escapar y deambular fuera de casa, mejorando la calidad de vida del animal.
  3. Se reduce la agresividad hacia otros machos y, especialmente en el caso de los gatos, el marcar con orina la casa.
  4. Influye positivamente en las afecciones de próstata y otras enfermedades (afecciones de la piel, etc.).
  5. Tras la operación, los animales dejan de ser fértiles y se evita el nacimiento de animales indeseados, muchas veces abandonados o maltratados.

Seamos responsables y pensemos en nuestras mascotas, en su bienestar (y el nuestro) y en que, como amantes de los animales, no nos gusta ver a perros y gatos enjaulados con mirada triste que, a veces, tienen un trágico final.

No se admiten más comentarios.